Reconocimiento Internacional de la Reserva de Biosfera Andino Norpatagónica


En la reunión anual del pasado septiembre la UNESCO incluyó la propuesta de Argentina de incorporar a la zona Andino Norpatagónica en la Red Mundial de Reservas de Biosfera.

Esta determinación se tomó en la última reunión de la Mesa del Consejo Internacional de Coordinación del Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MAB), realizada entre el 18 y 20 de septiembre pasado en París, donde se anadieron 23 nuevos sitios a la RED, pertenecientes a 18 países. En referencia a la zona Andino Norpatagónica, los funcionarios de la UNESCO consideraron que “esta reserva es de gran importancia para la protección de ecosistemas de montaña, de bosques templados, de praderas y de estepa subandina. La relevancia mundial del sitio, que ocupa el extremo más oriental de la zona de bosques templados lluviosos de los Andes de Chile y Argentina, fue reconocida por el Instituto de Recursos Mundiales”.

“Además, el Fondo Mundial para la Naturaleza lo incluyó en la lista de ecorregiones prioritarias “Global 200”. También fue clasificado como zona importante para biodiversidad por la organización Conservation International. A partir de esta designación, los gobiernos de las jurisdicciones tendrán “una herramienta de gestión que concilie la conservación con el desarrollo económico, tomando como eje fundamental al Hombre y su relación con el medio ambiente”.

Las reservas de biosfera proporcionan oportunidades, adaptadas a cada contexto, que combinan el conocimiento científico con modalidades de gobernanza, e intentan reducir la pérdida de biodiversidad, mejorar los medios de subsistencia de las poblaciones y elevar las condiciones sociales, económicas y culturales, necesarias para un medio ambiente sostenible. Estas reservas también pueden servir como sitios de aprendizaje y experimentación.

En lo que respecta al territorio argentino, la Reserva de Biosfera comprende una superficie aproximada de 2.500.000 hectáreas abarcando el área geográfica de los bosques templados-fríos ubicados en la franja cordillerana norpatagónica. Esta región se integra con los Parques Nacionales Lanín, Nahuel Huapi, Los Arrayanes, Lago Puelo y Los Alerces; el Parque Provincial Río Turbio de Chubut y otras áreas provinciales cordilleranas de Río Negro y Chubut; y ejidos municipales como Esquel, Trevelin, Lago Puelo, El Hoyo, Epuyén, Cholila, El Bolsón y Bariloche.
Los núcleos de población vecinos de la reserva se benefician de las actividades relacionadas con el turismo, la pesca deportiva, el esquí, el senderismo y otras actividades de servicios.

También fue aprobado el proyecto similar presentado por Chile, que ocupa un territorio contiguo al argentino, de una superficie aproximada de 2.000.000 de ha. Este conjunto permite conformar una unidad ambiental que adquiere un carácter binacional, único en Latinoamérica, que cubre una superficie de 4.588.167 hectáreas de los bosques de regiones templado-frías en ambos países.

Imprimir